INVESTIGANDO EN LA HISTORIA DE LA CASA DE MÁXIMO - PARTE " I" (Teresa de Cofrentes-Valencia)

INVESTIGANDO EN LA HISTORIA DE LA CASA DE MÁXIMO - PARTE " I" (Teresa de Cofrentes-Valencia)

Primer Articulo inedito que mostrara una visión mas clara sobre la Historia de este grán caserio ubicado entre los montes de Caroche; contara las aportaciones de Teresinos y sus familiares, algunos nietos de Maximo ( proximamente en otro Articulo) y otro relato como el de un pariente del Encargado de Obra de esta construcción.
Desde siempre nos a cautivado su Magestuosidad y su Misterio, oculta entre pinos y montañas ,tambien surgen preguntas sobre todo cuando estaba en su apogeo, en una epoca en la que solo se construia casas o caserios humildes.

RELATOS SOBRE LA HISTORIA DE CASA MAXIMO 

I.-VIVENCIAS DEL HIJO DEL MAESTRO DE OBRAS 

(D.Constantino Martinez Benavente):"Estracto de un texto cedido para este Blog":
Él lo llamó la casa Máximo. Para mí era simplemente Caroche, el lugar en que mi padre trabajó como maestro albañil, allá por los años cincuenta y sesenta, largas temporadas.
Era el día de Nochebuena del año sesenta y dos, con trece años recién cumplidos. El frío era tanto, que el agua que rebosaba al rellenar el radiador no llegaba al suelo: se congelaba. Era el Puerto de Caviró, me dijeron.
    Aún tardamos un buen rato en llegar, pero llegamos. Allí vivían -es un decir- , unas familias de gitanos que el dueño de todo aquello se había traído de Barcelona para trabajar la granja que se estaba construyendo.El frío, repito, era muy intenso, no paraba de helar y, aunque con abrigo, botas y bufanda, (aún era costumbre llevar pantalón corto a mi edad) estaba más helado que un carámbano. Alguien lo notó y me llevo a una estancia destartalada pero caliente. Allí estaba ella: una estufa grande, colorada y ronroneante, por la leña que la colmaba.De vez en cuando me aventuraba, momentáneamente, por aquellos pasillos fríos como catacumbas para llegar hasta donde mi padre peleaba y maldecía, porque estaban enluciendo el interior de unas arcadas y el yeso se congelaba al contacto con la pared. No le dejada extenderlo con la llana.Cuarenta y tantos años más tarde, y bastantes después de su fallecimiento, tras saludar a mi amiga la estufa, busqué aquellas arcadas. Allí estaban y supongo que aún siguen mientras el tiempo o algún desalmado no las derribe; las huellas de sus manos, de sus dedos medio congelados seguían allí.
(Gracias a la Colaboración de D.Jose Martinez Murcia)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Vistas aéreas y detalles de Objetos que perduran en el tiempo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

COLORES DEL INTERIOR DE LAS VIVIENDAS

En algunos rincones se pueden observar los restos de las capas de pintura que adornaban el interior de las viviendas de esta Grán Masia o Caserón agropecuario.
Se ven las diferentes capas de pintura que a lo largo del tiempo ponen al descubierto los primeros colores: Blanco,posteriormente verdoso,para despues adquirir el color azulado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Diferentes vistas de Casa Maximo.